La primera fuerza que tiene que soportar una estructura es su propio peso. Además de su peso, las estructuras tienen que soportar cargas.

Si la estructura se encuentra en movimiento, también tendrá que soportar las fuerzas de inercia que aparecen cuando los cuerpos aceleran o frenan.

Algunas estructuras tienen que resistir a menudo los efectos de la presión de un líquido o de un gas. Así, por ejemplo, los edificios tienen que resistir el empuje del viento, las presas tienen que soportar la presión del agua y los cilindros de un motor han de ser capaces de soportar la presión de los gases que contienen.

 

 

Fuerza : Es aquello capaz de deformar los cuerpos o de cambiar su estado de movimiento.

Peso: Es una fuerza, debida a la tracción que ejerce la Tierra sobre los cuerpos.

 

 

Volver

.

.

Home